Y un día por fin comprendí

Comprendí que:

dolor humanoLos sentimientos y las emociones no son malos ni hay que temerles, todo lo contrario, son nuestros aliados y una fuente de información que nos avisa cuando algo está mal en nosotros o en nuestras relaciones.

Comprendí que:

los prejuicios hacia los sentimientos, son invento del hombre que teme reconocerse como un ser vulnerable.

Comprendí que:

La vulnerabilidad no era un defecto, que no tenía que ocultarla pues es la llave para liberarse de las máscaras y de la creencia de que hay algo vergonzoso en ser quien soy… reconocer que para ser auténtico, debo mostrarme tanto con mis fortalezas como con mis debilidades.

Que ser y reconocerme ante otro, vulnerable, me hace hermoso.

Comprendí que:

Para ser auténticamente libre, debo ser capaz de dejar de pretender ser lo que no soy, un superhombre, reconocerme como un simple ser humano, con defectos y cualidades, con límites, con temores, libre de cometer errores y con la posibilidad de aprender de ellos. Sí, yo también puedo ser lastimado, y no valgo menos ni soy menos valiente tampoco por reconocerlo.

Comprendí que:

terapia gestaltLas heridas, el dolor, las pérdidas, la frustración, el desengaño no eran tan malas, son la oportunidad para ser mejores y reconocer también el dolor de otros.

Comprendí que:

Una caverna está perdida en la obscuridad, la única oportunidad de que entre la luz en ella, es cuando se forma una grieta.

Comprendí que:terapia gestalt

El que yo fuera diferente y parte de una minoría no me hacía inferior a los demás. Que tenía el mismo derecho que cualquier otro a ser tratado con respeto, de forma justa, y que era digno de amor y pertenencia.

Comprendí que:

Conflicto no necesariamente significa destrucción y muerte, también representa la esencia de la oportunidad para transformar lo que está mal o de lo que puede estar mejor.

Comprendí que:

El cambio en mí y en las circunstancias que me rodeaban no sólo era algo bueno, sino algo necesario e inminente, pues  todo en la vida cambia, todo se transforma para continuar viviendo.

Comprendí que:

terapia gestaltSi el cambio no ocurriera, la semilla nunca sería flor o se convertiría en árbol; que la oruga, nunca llegaría a convertirse en mariposa ni podría volar; que el vapor nunca se convertiría en lluvia ni refrescaría los bosques, ni alimentaría los lagos y los océanos; que el niño jamás se convertiría en hombre;  que el ignorante nunca llegaría a ser sabio; ni el inconsciente podría transformarse en un verdadero ser humano.

Comprendí que:

El no cambio significa la muerte y que el cambio es la esencia de lo que se mantiene con vida.

Y desde que comprendí todo esto, mi vida fue menos dura, tuve menos miedo de la incertidumbre, aprendí a ver mi existencia con otros ojos, a sentirme más libre, más pleno y agradecido por mi existencia, con la confianza y la inocencia de un niño.

Anuncios

5 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Mary Fernández dice:

    Está hermoso, y me llega en un momento que lo necesito, gracias

    Me gusta

    1. Qué bueno, Mary. Las cosas no llegan por casualidad, son sincronías, llegan cuando estamos abiertos y preparados para verlas o encontrarlas, ¿no crees?

      Me gusta

      1. Mary Fernández dice:

        Tienes razón, y así es como lo recibo, de nuevo gracias

        Me gusta

  2. Gracias, Lulú. Qué bueno que te gustó la nota.

    Me gusta

  3. Lulú J. dice:

    Simplemente bellísimo!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s