Fases de la respuesta sexual humana: del deseo a la excitación y la resolución

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Reconocer la forma en que ocurre la respuesta sexual en los humanos puede ayudar a diagnosticar problemas como la disfunción sexual o puede, también, convertir a las personas en mejores amantes, es por eso que este tema despierta, en muchos, gran interés.

Los investigadores en el campo de la terapia sexual, William Masters y la doctora Virginia Johnson, fueron los que estudiaron el ciclo de la respuesta sexual en los años 50 y principios de los 60.

Ellos observaron a un grupo de parejas para averiguar lo que les sucedía durante el momento de las relaciones sexuales, como, por ejemplo, la cantidad del fluido segregado por la mujer y la cantidad de semen eyaculado por los hombres.

Los investigadores determinaron, después de dicha investigación, que la respuesta sexual humana pasa por cuatro fases y se describen a continuación.

Fases de la respuesta sexual

Fase del deseo sexual

La fase en que se experimenta ese deseo, que también se denomina líbido, procede a la estimulación física o psicológica. Kaplan observó que ciertas sustancias químicas de nuestro cuerpo, como la testosterona -hormona sexual masculina presente también en las mujeres – , son las que desencadenan nuestros deseos sexuales. La excitación aumenta gracias a esos deseos.

Cuando la lívido es muy baja en esta primera fase, las personas que lo padecen no logran pasar o lo hacen a través de mucho esfuerzo, a la siguiente fase del ciclo. Al estudiar lo que pasa en esta primera fase es que se puede descubrir de dónde vienen los problemas.

Fase de excitación

Se produce cuando los genitales experimentan vasoconstricción, es decir, se inflaman a partir del flujo sanguíneo que corre por los tejidos. A través de la excitación los hombres presentan la erección del pene. En las mujeres, se hinchan los labios vaginales y el clítoris, aumenta la lubricación vaginal, el tamaño de los senos y se endurecen los pezones.

Otros signos físicos en la fase de excitación es el aumento de la frecuencia respiratoria, el ritmo cardiaco y la presión arterial.

Se tensan las extremidades y, algunos presentan el rubor sexual en la parte superior de su abdomen, el cual se puede correr hasta el área del pecho. Estos cambios se producen a través de la combinación de uno o varios estímulos físicos, visuales o psicológicos, realizados por uno mismo o por el compañero o compañera íntimo.

Por lo general esta respuesta empieza con la estimulación previa a las relaciones sexuales.

Fase de meseta

Los aspectos de la excitación alcanzan, aquí, ligeramente, mayor intensidad y se presenta un aumento de la tensión.

Los signos físicos de los varones en esta fase son:

  • El pene expulsa unas gotas de lubricante líquido para los espermatozoides.

Estas gotas segregadas por la glándula de Cowper pueden contener espermatozoides que quedaron en la uretra en una eyaculación anterior, por eso, es necesario tener en cuenta que el coitus interruptus, o marcha atrás, como método anticonceptivo, es muy peligroso y poco fiable si se desea evitar el embarazo por este medio.

  • Los testículos crecen y se acercan al cuerpo.

Todas estas reacciones de la fase de meseta son una prolongación de la excitación y los individuos no perciben, en realidad, ninguna diferencia.

Fase de orgasmo

Durante el orgasmo, mujeres y hombres experimentan una serie de contracciones y espasmos musculares que incluyen las contracciones del rostro, aumento de la frecuencia respiratoria, del ritmo cardiaco y de la presión arterial.  Los genitales experimentan también fuertes contracciones.

Los hombres experimentan nuevas contracciones al eyacular y estas se producen en dos etapas:

  • El momento de la inevitabilidad que se caracteriza por las sensaciones del llamado punto de no retorno.
  • La eyaculación en sí que sigue al momento anterior.

Pregunta: 

¿Son iguales los  orgasmos en las mujeres que en los hombres? 

Después de responder, si quieres leer algo para tener más información al respecto, te sugiero que visites el siguiente link:

Fase de resolución

Ésta el la última fase del proceso en el que el cuerpo vuelve, paulatinamente, a la normalidad, es decir, a las condiciones existentes antes de iniciar el proceso. En las mujeres esta fase dura más que en los hombres y, los sexólogos, recomiendan que sea un momento utilizado para la ternura y las caricias.

El hombre, por su parte, pasa por un periodo refractario, que es el tiempo que necesita su organismo para responder de nuevo al estímulo sexual, volver a tener una erección y llegar al orgasmo.

En el caso de los hombres jóvenes, esto puede ser un tiempo breve, de unos cuantos minutos, y la duración aumenta de acuerdo con la edad.

El hombre llega a la fase de excitación mucho más rápido que la mujer y ésta se demora más en la fase de resolución. Para compensarlo, es conveniente ampliar los juegos eróticos preliminares por el mayor tiempo posible.

Respuesta anatómica en las diferentes fases

Publicado por: 

Luis Fernando Martínez Gómez

Terapeuta Gestalt

Especialista en Parejas

En el próximo artículo de esta categoría:

Pareja y sexualidad

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Emily Lima dice:

    Buen dia, Me podria decir la influencias de los afrodisiacos en el papel de la sexualidad (realidad o mito).

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s