¿Cuál es el mejor sexo: con tu pareja, a solas, con un amigo o con un desconocido?

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sexualidad y vínculo amoroso

El deseo sexual es algo que aumenta con el tiempo, pero, demás del sexo, los seres humanos tenemos otras necesidades, como la de establecer vínculos con otras personas. Desde el punto de vista de la Biología  y la psicología, estamos creados para vivir en pareja, como muchas otras especies vivas.

(Para profundizar en dicho aspecto te recomiendo el curso Ay, amor ¿dónde estás?, que se imparte en línea, sobre el apego adulto de la pareja).

Además de la razón más obvia, la procreación, existe la necesidad de un vínculo creado a través del apego, que nos ofrece una base indispensable de seguridad y para que se convierta en una realidad, el amor y el romanticismo, así como la intimidad y el compromiso tienen un papel fundamental.

El ser humano, sin importar su género, necesita de la compañía de otra persona para compartir sus experiencias, sus emociones, sus miedos y sus sueños, en pocas palabras, con quién compartir la vida y con quien mantener relaciones sexuales.

Amor que perdura en el tiempo

En la pre-historia, los hombres, que se dedicaban a la caza y a la recolección de frutos, necesitaban apoyarse en otro ser humano para poder crear a los hijos. En la actualidad, existen muchos padres y madres solteros que se hacen cargo de esta tarea sin el apoyo de nadie más.

Aunque es cada vez más común que esto suceda (la crianza de los hijos por medio de una sola persona), y a pesar de los cambios de la sociedad actual donde muchos prefieren la opción de permanecer solteros, el instinto nos sigue impulsando a buscar a alguien a quien amar y por quién sentirnos aceptados, una persona que nos llene y con quien podamos comprometernos para vivir una intimidad auténtica.

Esto queda aún más en evidencia cuando vemos a tantas personas que al quedar viudas o cuando se divorcian, al paso del tiempo sienten la necesidad de buscar a otra persona para volver a constituir una relación de pareja.

También es notorio como, las personas que están solteras y sin una relación romántica, sin importar su edad, es un tema que siempre tienen presente en la vida y en el consultorio, por más que aceptan su vida de solteros y solteras, no dejan de pensar en la necesidad de tener una pareja y el deseo de encontrar a una persona que cumpla realmente sus expectativas.

Por más que muchos tratan de convencerse de que “no necesitan a nadie”, la verdad es que todos deseamos y necesitamos a una persona que nos ame y a quien amar para sentirnos verdaderamente fuertes y capaces de enfrentar las experiencias de la vida.

Sin embargo, la mayoría teme no encontrar a esa persona que tanto anhela, a pesar de que,  con tanta gente que hay alrededor, es muy difícil que quien busque el amor no lo encuentre.

También es verdad que no siempre encontramos a la persona correcta pues no es fácil hallar al mejor partido si sólo lo intentamos una o algunas veces. Es una cuestión de conocer a varias personas y probar con cuál de ellas nos sentimos mejor, la que cubra más nuestras necesidades físicas, emocionales o espirituales. Es necesario no presionarse ni limitarse para darse la oportunidad de conocer a varias personas e ir identificando con cuál nos sentimos más felices y satisfechos.

En otro momento también hablaremos de cómo encontrar a la pareja ideal y añadir emoción, intimidad y compromiso en sus parejas.

Sexo sólo por el placer

El sexo es un elemento que puede fortalecer la relación y el sentimiento amoroso y también es posible tener sexo sin amor. El tener aventuras de una sola noche puede ser muy excitante, pero implica sus riesgos que pueden provocar que la experiencia final no sea tan agradable.

La novedad de un encuentro con alguien por primera vez puede generar muchas emociones y ser muy estimulante por la curiosidad que provoca: ¿cómo se verá desnudo?, miedo: ¿se sentirá bien conmigo? ¿Le gustará como soy en la cama?; pasión y lujuria: “No me quiero enamorar ni quiero un compromiso, sólo quiero sexo porque me atrae mucho”. Egoísmo: “Me gusta demasiado, quiero que sea sólo para mí”.

Hay situaciones en las que se puede separar perfectamente las emociones del deseo sexual, pero no siempresexualidad_terapia_gestalt resulta tan sencillo hacerlo. Existen individuos que tienen sexo con amigos para disfrutar del encuentro sin tener que correr el riesgo de ningún tipo de compromiso romántico.

Sin embargo, cuando se repiten los encuentros íntimos y se mantienen relaciones sexuales con regularidad, existe siempre el riesgo de que, por lo menos uno de los dos, acabe buscando algo más y, por mucho que el otro advierta “yo te dije que no quería comprometerme”, ya será demasiado tarde para aquel que, sin buscarlo, se involucró más de la cuenta.

A mí me tocó vivirlo más de una vez y lo he visto también en otras personas. Por tanto, si esa va a ser tu alternativa, acordar con alguien el tener sexo  porque el tipo de afecto entre ustedes no es de amantes sino de amigos o conocidos, no dejes de tener en cuenta que, ante la recurrencia de los encuentros, las cosas se pueden transformar en algo más profundo, para uno o para ambos, es mejor ser conscientes de ello para que no te sorprenda si te pasa.

La masturbación: orgasmo en solitario

Cuando existe mucho deseo sexual y no hay otra persona para satisfacerlo, un gran alivio que nos ofrece nuestro cuerpo es la posibilidad de satisfacernos a nosotros mismos a través de la masturbación.

La masturbación alivia la tensión sexual. El tener un orgasmo con otra persona le da un lugar privilegiado al placer del acto sexual, pero la masturbación es, después de todo, mejor que nada y, además, ofrece mayor seguridad que tener sexo con personas desconocidas, pues esto no está exento de peligros.

Si una persona está muy ocupada, necesita de cierta tensión sexual que le obligue a sentir la necesidad de salir en busca de alguien, pero, si se desahoga masturbándose muy a menudo, lo más probable es que se olvide de la necesidad de relacionarse socialmente y caiga en una trampa de la que sea difícil salir.

Pero, como un escape ocasional, la masturbación siempre es una buena solución. En otro momento hablaremos un poco más profundo de este tema y también, por supuesto, sobe la necesidad de tener siempre, bajo cualquier circunstancia, sexo seguro, es decir, con la adecuada protección para evitar embarazos no deseados, VIH o cualquier otro tipo de infección o enfermedad d de transmisión sexual.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s