El compromiso: el personaje ausente en muchas relaciones de pareja.

La falta de compromiso tiene que ver con el desconocimiento de las personas en cuanto a lo que implica una relación de pareja sana y madura, porque hay muchas obligaciones de por medio que en ocasiones no se quieren aceptar. El compromiso requiere asumir obligaciones y esa es la parte que no es muy agradable ni aceptable para algunas personas; el compromiso también significa ser capaz de sacrificar cosas en el aspecto individual (no todas, por supuesto, pero sí algunas importantes), con el fin de construir objetivos en común.

Tu voto:

Anuncios

Sanar las heridas del corazón: Decálogo para un corazón roto.

Todos los seres humanos tenemos formas similares de reaccionar ante las diversas circunstancias de la vida y eso es lo que nos hace semejantes. Pero muchas veces la familia o los amigos, aunque traten de empatizar con la persona que está sufriendo, muchas veces no cuentan con las herramientas necesarias para ayudarle a salir de su dolor. En cambio alguien con los estudios, el entrenamiento y la experiencia necesarias, pueda guiar a la persona durante el proceso de recuperación. De la misma manera, puede ser conveniente que la persona que sufre en estos momentos un dolor del corazón, trate de llevar a cabo estas diez acciones que le pueden ayudar a sentirse mejor y salir más pronto de su proceso de duelo.

Tu voto:

Las relaciones sanas

si no nos conocemos realmente y no nos aceptamos incondicionalmente, no podremos generar una relación sana, pues proyectaremos en el otro, todo aquello que rechazamos en nosotros mismos, generando conflictos en los cuales no podemos aceptar nuestra responsabilidad. El primer paso que tenemos que dar si queremos tener una relación sana y madura, es conocernos y aceptarnos de manera honesta. De esta manera será mucho más sencillo aceptar al otro como es, sin exigirle que se acople a nuestras necesidades, para cubrir nuestras propias carencias.

Tu voto:

Los diferentes estilos de pareja que establecemos

Cuando no hemos tenido un proceso de desarrollo personal y no hemos resuelto los asuntos del pasado, muchas veces nos empeñaremos en buscar inconscientemente, a una pareja que complete o supla aquello que no tuvimos en nuestra historia pasada y en la infancia, como por ejemplo, la búsqueda de seguridad, apoyo, reconocimiento u otras básicas necesidades insatisfechas. Hay tres tipos de pareja que cumplen esta función y son: Las parejas simbióticas, las parásitas y las dependientes, mientras que la que se consideraría una pareja sana sería la sinérgica, donde los dos son personas autónomas, capaces de valerse por sí mismas, y no exigen al otro que se encargue de ellos. Son dos personas que se acompañan en su proceso y su crecimiento a partir de un amor maduro.

Tu voto:

¿Cómo fracasar?

“Si quieres ser un ser humano completo, si quieres ser auténtico y abrazar la totalidad de tu vida en tu corazón, entonces un fracaso es la oportunidad de desarrollar tu curiosidad sobre lo que está ocurriendo y escuchar las historias que surgen. No te creas las historias que culpen a los demás, ni tampoco te creas las historias que te echan la culpa a ti mismo.” Pema Chodrön.

Tu voto: