Lo que no te mata te hace más fuerte

“Las personas fuertes crean sus acontecimientos; las débiles sufren lo que les impone el destino.”
Alfred Victor de Vigny

En ocasiones, las circunstancias difíciles, crisis, pérdidas, problemas cotidianos o los traumas permiten desarrollar recursos que se encontraban latentes y que el individuo desconocía hasta el momento.

Tu voto:

Anuncios

Condiciones para el bienestar de la pareja

En la pareja debe haber, no sólo amor, debe existir una comunicación real, la relación debe darse con naturalidad, de manera fácil y agradable, debe ser también una relación nutritiva en muchos aspectos y de compatibilidad.

Para que esto sea más fácil, lo ideal es no comprometerse con aquellas personas con las que, al primer encuentro, entramos en fricción y conflicto o en una lucha de poder.

Tu voto:

Taller de Resiliencia y mindfulness: Atrévete a mirar tu tesoro interior

Invitación al taller: Atrévete a descubrir tu tesoro interior. Este es un taller vivencial para el desarrollo de la resiliencia en tu vida a través de la Atención Plena (Mindfulness).

El punto de partida para el desarrollo del concepto de resiliencia es que no todas las personas expuestas a adversidades sufren los mismos daños. Una de cada tres dispone de la capacidad de resiliencia que puede soportar bien los acontecimientos traumáticos y las condiciones desfavorables.
La resiliencia no es una capacidad innata. Muchos de los factores que favorecen nuestra capacidad de resistencia son susceptibles de ser estimulados y fomentados; pueden ser vistos como recursos que creamos y que podemos retomar en caso necesario.
Los recursos esenciales que vamos a trabajar en este taller, para que los descubras y fortalezcas – porque seguramente ya están en ti – se dividen en cuatro grupos que son:
Competencias personales.
Actitud pro activa.
Recursos sociales. (Pareja, padres, hijos).
Recursos asociados al trabajo.

Tu voto:

El regreso de Pablito (el pequeño ansioso que llevamos dentro).

Hace algunos años, una de mis primeras publicaciones en mi blog Gestalt Sin Fronteras, publiqué la historia de un paciente ficticio de nombre PABLITO. Él era una persona que sufría porque vivía en el pasado o en el futuro, dependía del reconocimiento de los otros o no aceptaba las medias tintas, todo era completamente bueno o completamente malo, entre varias cosas más de su personalidad que le generaban mucha ansiedad y sufrimiento.
Hoy llegó un nuevo consultante a través de internet y le pregunté cómo había contactado conmigo. Me sorprendió cuando el chico de 19 años me respondió que me había encontrado a través de mi viejo paciente imaginario PABLITO.
Gracias a eso, hoy voy a compartirles a todos mis amigos del blog y de Facebook la historia de este singular personaje. Pero, antes de hacerlo, tengo que hacer una pequeña advertencia, cuando conozcas a PABLITO te vas a dar cuenta de que TODOS tenemos un pequeño PABLITO dentro de cada uno de nosotros. Te lo comento para que estés preparado.
Ésta es la historia:

Tu voto: