¿Cuál es el mejor sexo: con tu pareja, a solas, con un amigo o con un desconocido?

El deseo sexual es algo que aumenta con el tiempo, pero, demás del sexo, los seres humanos tenemos otras necesidades, como la de establecer vínculos con otras personas. Desde el punto de vista de la Biología y la psicología, estamos creados para vivir en pareja, como muchas otras especies vivas. El ser humano, sin importar su género, necesita de la compañía de otra persona para compartir sus experiencias, sus emociones, sus miedos y sus sueños, en pocas palabras, con quién compartir la vida y con quien mantener relaciones sexuales. Sin embargo, no siempre se cuenta con una pareja para disfrutar de una vida sexual, ¿qué se debe hacer en dichos casos? ¿recurrir a un amigo, un amante o al auto placer de la masturbación pueden ser siempre una buena alternativa?

Seguir leyendo

Tu voto:

Hablemos de cosas íntimas, hablemos de sexo

Más allá de que la finalidad natural de tener sexo sea engendrar a un nuevo ser, lo normal es que todos: hombres, mujeres, heterosexuales, homosexuales, lesbianas, bisexuales, desean tener relaciones sexuales para sentir el gozo y una intensa experiencia sensorial cubierta de todo tipo de placeres físicos y emocionales.

La idea de vivir esta experiencia de placer podría ser motivo suficiente para ir en búsqueda de las relaciones sexuales, pero no debemos dejar de lado el que esta experiencia tiene dos caras y que, por esa razón, se debe actuar SIEMPRE con ABSOLUTA RESPONSABILIDAD.

Seguir leyendo

Tu voto:

Amnistía Internacional por los derechos de los homosexuales

De niño o de adolescente mi condición homosexual era algo que me atormentaba y me generaba mucha vergüenza, tenía miedo de que si mi familia se enterara y me dejaran de querer y un miedo inmenso a irme al infierno. En esa época, jamás me imaginé que algún día estaría casado, viviendo con un hombre maravilloso, en la casa de nuestros sueños, siendo profesionales exitosos, viajando por el mundo, con una red de amigos inmensa y con mucho reconocimiento por habernos atrevido a luchar, tanto él como yo, por nuestra dignidad, nuestra libertad y nuestra felicidad.

Seguir leyendo

Tu voto: