Primer demonio del desarrollo personal: Los introyectos

Los tres demonios del desarrollo personal, según la terapia gestalt son:

  • Los introyectos 
  • Los asuntos inconclusos
  • Las experiencias obsoletas 

En este artículo nos vamos a referir al primero de estos demonios, el de los introyectos. Posteriormente hablaré, en otros espacios, sobre los demonios de los asuntos inconclusos y el de las experiencias obsoletas.

El primer demonio del desarrollo llamado introyectos

¿Qué son los introyectos?

La introyección es un mecanismo neurótico mediante el cual incorporamos

dentro de nosotros mismos, patrones, actitudes, modos de actuar

y pensar que no son verdaderamente nuestros.

Fritz Perls

terapia_gestaltLos introyectos son aquellas ideas, creencias o valores que las personas se tragan sin masticar, ideas o creencias que se aprendieron a temprana edad y que provienen de una persona emocionalmente significativa para el infante: alguno de los padres, abuelos, tíos, profesores o cualquier otra persona a la que el niño consideraba una autoridad moral.

Al crecer, es una idea o creencia tan arraigada que es muy difícil de poder identificar y por tal razón, difícil de cuestionar y transformar. Pensamos que es auténticamente nuestra, sin tener consciencia de que esa “verdad” es de otra persona u otro contexto y que, muchas veces, ya no nos es útil o incluso puede resultar dañina e impedirnos un sano desarrollo.

Inconscientemente sentimos que, si cuestionamos, confrontamos o transformamos esa idea estamos siendo desleales y traicionamos a alguien querido y significativo en nuestras vidas.

terapia gestaltUn ejemplo al que recurro con cierta frecuencia y que deja muy en claro el asunto de los introyectos es el de la pareja joven donde el marido le pregunta a su esposa por qué siempre corta los dos extremos a carne antes de cocinarla, aunque esté estén perfectos dichos trozos. La esposa le responde sin el menor empacho:

Pues porque así es la receta y si no la sigues al pie de la letra, no queda bien el platillo.

Esta respuesta no le satisface a él, pero ella insiste en que su madre siempre la preparó así. El marido acude con la suegra y le hace la misma pregunta:

Suegra, ¿me puede usted explicar por qué le cortan los dos extremos a la carne para cocinarla y los desechan cuando están en perfecto estado? Y la suegra da la misma respuesta que su hija:

Así es como lo preparaba la abuela desde que yo tenía uso de razón, por lo tanto, así es como debe prepararse para que quede bien. Al ver la expresión poco convencida de su yerno, la suegra agrega: Ya sabes como es esto de la cocina, hay ciertos secretos que no sabemos porqué son, pero por lo mismo se tienen que seguir para que todo salga a pie de boca.  

terapia_izquierdaAfortunadamente para todos, la abuela todavía estaba con vida y, a petición del marido, la joven pareja va a visitarla para preguntarle la razón de que se corten los extremos de la carne.  La abuela los mira y sonriendo les dice:

Bueno, en mi época, cuando preparaba esa receta, mi horno era demasiado pequeño y no cabía el recipiente grande, por lo tanto usaba uno más pequeño y tenía que cortar también la carne para que cupiera. 

Así pasa con los introyectos. Aunque en algún momento, cuando se generó una creencia, pudo ser verdadera o lógica, al paso del tiempo, cuando se va transmitiendo de manera verbal o bien, a través del modelaje, como en el ejemplo de arriba, las personas asumen que las cosas son así simplemente porque así, sin preocuparse por cuestionarlas por absurdas o perjudiciales que sean dichas ideas.

“No todos los introyectos son nocivos para la persona, sin embargo, en terapia solemos desvelar los conceptos que le duelen al paciente y que ha interiorizado. Éstos son los que no están beneficiando el buen desarrollo.

Parte de la terapia Gestalt se dedica a localizar estos introyectos, de manera que el paciente pueda ver el mapa que lo ha guiado en su vida. Una vez tiene los patrones a la vista, puede observar cómo le han afectado y decidir si desea seguir aceptándolos o, por el contrario, quiere crear una nueva forma de vida.”

Mónica Montejano R.

Algunos ejemplos de introyectos, dentro de un número infinito de ellos, pueden ser: 

  • Si los hombres ayudan en las labores de la casa se vuelven homosexuales.
  • No es bueno ser vulnerable, hay que ser fuertes para enfrentar la vida.
  • No hay que enojarse y siempre hay que perdonar a los demás.
  • Las mujeres son inferiores a los hombres.
  • Todos los hombres son insensibles, mentirosos y abusadores.
  • Nunca se debe cuestionar a la autoridad.
  • A la gente buena le va bien y la gente mala al final recibe su merecido.
  • Los homosexuales son personas perturbadas o enfermas.


Terapia_gestalt_introyecto

Sugerencias para trabajar los introyectos en la terapia

A nivel verbal 

  • ¿Por qué tienes que ser así y no puede ser de otra manera?

 De forma indirecta

  • Concretizar. 
    • Pedirle al cliente qué significa para él el concepto o adjetivo que usa. Ejemplo: ¿Qué es ser bueno? ¿Qué es tener el éxito para ti? ¿Qué es una mala madre o un mal padre?

terapia_gestalt_introyectos

  • Indagar dónde y de quién aprendió el introyecto.
    • ¿Dónde y cuándo aprendiste eso? ¿De quién lo aprendiste?
  • Explorar.  
    • ¿Cuál sería la amenaza si no cumples con eso?
    • ¿Qué pasa si cambias tu manera de pensar en relación a ello? ¿Cómo te sentirías?
    • ¿Para qué te sirve seguir creyendo en eso?
    • ¿Cuál o cuáles serían los riesgos de seguir pensando de esa manera?
    • ¿Qué te impide esa manera de pensar?
    • ¿Cómo es tu experiencia directa al respecto?
    • ¿Cómo te has vivido con eso? ¿Siempre puedes tienes que ser así?

terapia_gestalt_introyectos

  • Promover la empatía con alguien que no es así.
    • Que empatice con la polaridad que ataca o que niega la persona:  “A ti te genera culpa poner límites, ¿Qué pensarías de alguien que es capaz de poner límites cuando se está sintiendo ofendida o atacada injustamente?”
  • Relativizar:
    • De eso que dices, ¿Con qué si estás de acuerdo y con qué no? ¿Cuándo sí estarías de acuerdo y cuando no?
  • Promover la toma de riesgos:
    • Frontera de contacto. (Forma de trabajo en la terapia Gestalt que ayuda a remover el contacto trabajándolo directamente el paciente con el terapeuta).  Ejemplo: Intenta aquí conmigo ponerme algún límite o decirme que no estás de acuerdo con algo que digo. 
  • Promover el darse cuenta.
    • ¿Te das cuenta como cambia tu tono de voz y como aprietas la mandíbula y los puños cada vez que repites que eres una mala madre?
  • Promover el contacto con las necesidades actuales:
    • En este momento, en el presente ¿sigues necesitando eso? ¿Qué es lo que realmente necesitas en este momento?
  • Trabajar con los sentimientos que producen.
    • Observo que cuando me dices eso el tono de tu voz cambia, hablas más bajo y desvías tu mirada. ¿Cómo te sientes cada vez que dices que no vales nada? 
  • terapia_gestalt_introyectosRevisar los prejuicios.
    • ¿Estás segura de que todos los hombres en tu trabajo son violentos? ¿Conoces algunos que no lo sean y que te traten con respeto? 
  • Revisar las fantasías catastróficas.
    • ¿Qué sería lo peor que podría pasar si le dijeras que no estás de acuerdo con hacer lo que él (o ella)  te pide?
  • Trabajar con los síntomas.
    • Me dices que cuando piensas de esa manera, sientes un dolor en el estómago. Háblame más de ello.
    • Si tu estómago pudiera hablar, ¿qué te diría?
  • Trabajar con los sueños.
    • Escucho que con frecuencia sueñas con tu madre cuando sientes que la estás desobedeciendo. ¿Quieres que trabajemos con tu sueño?
  • terapia_gestalt_trabajar_los_introyectosRevisar la parte que “debe” y la parte que “quiere”.
    • Eso es lo que dices que debes hacer, pero ¿y tú qué quieres? ¿Qué harías si tuvieras la oportunidad de actuar libremente?
  • Revisar en qué áreas de nuestra vida trabaja ese introyecto:
    • Eres muy exigente en el trabajo, pero muy permisivo con tus amigos ¿Cómo es eso para ti? ¿Qué pasaría si en ocasiones invirtieras tu comportamiento en ambos lugares?.
  • Revisar qué expectativas del ambiente está complaciendo o cumpliendo la persona con determinada manera de ser.
    • ¿Qué esperan ellos de ti?
    • ¿Cuál es tu recompensa cuando los complaces?
    • ¿Cuál  sería la consecuencia en caso de que decidieras pensar o actuar de manera diferente a lo que otros te piden?
    • ¿Estarías dispuesta a pagar dichas consecuencias sabiendo que estarías mejor o serías más feliz pensando diferente?

EJERCICIO PARA TRABAJAR LOS INTROYECTOS EN DIFERENTES ÁREAS:

  • Mi actitud con respecto al dinero la aprendí de…
    • Las ideas que tengo en relación a este tema:
    • Los sentimientos que me genera esa creencia: 
  • Mi actitud con respecto al sexo la aprendí de…
    • Ideas que tengo en relación a este tema:.
    • Los sentimientos que me genera esa creencia…
  • Mi actitud con respecto a la pareja la aprendí de..
    • Ideas que tengo en relación a este tema:
    • Los sentimientos que me genera esa creencia…
  • Mi actitud con respecto al trabajo la aprendí de…
    • Ideas que tengo en relación a este tema…
    • Los sentimientos que me genera esa creencia…
  • Mi actitud con respecto al placer la aprendí de…
    • Ideas que tengo en relación a este tema…
    • Los sentimientos que estas creencias me generan….
  • Mi actitud con respecto al dolor la aprendí de…
    • Ideas que tengo en relación a este tema…
    • Los sentimientos que estas creencias me generaran…

 NOTA: No irse a la experiencia de los padres sino, hablar de la experiencia de la persona.

Después de identificar de dónde viene el introyecto, el siguiente paso es trabajar “el darse cuenta”: sensaciones, necesidades reales, sentimientos.

Exploración:

  • ¿Cuándo sí y cuándo no ocurre eso o te sientes de esa manera?
  • ¿Para qué te sirve ahora ser así?
  • ¿Qué cosas te impide ser o pensar de esa manera?
  • ¿Qué tan real es eso en tu experiencia personal?

“¿Has pensado alguna vez que has sido ‘programado’ para ser infeliz? y que, por lo tanto, hagas lo que hagas para obtener la felicidad, estás abocado al fracaso?” 

Anthony de Mello

Esto que dice Anthony de Mello no tiene tampoco que ser siempre verdad. Si descubrimos y disolvemos los introyectos que nos tragamos en la infancia y nos proponemos elegir pensar, actuar y sentir por nosotros mismos, claro que podemos ser mucho más felices y deshacernos de esos programas del pasado que nos interrumpen el desarrollo y que ya no nos funcionan para alcanzar nuestros sueños.

Si requieres apoyo terapéutico para el trabajo de introyectos que estén afectando tu desarrollo personal o cualquier otro tema que te interese ponte en contacto conmigo a través de “contacto”, de mis datos registrados en este blog o de mi correo electrónico: gestaltsi@gmail.com

psicoterapeuta

Anuncios

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Candelaria Pérez dice:

    hay atención el la ciudad de Puebla?

    1. Yo sólo atiendo en la ciudad de Mèxico o a todo el mundo por vía Skype (conferencia en línea). Si quieres información y costos de las sesiones llámame al celular 5539777027

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s