No puedo vivir sin él (sin ella)

La dificultad de desprenderse del otro

Generalmente, cuando una persona se ha podido dar cuenta de que realmente no es sano estar con una persona que no la ama, la valora o la respeta y consigue el valor y el coraje para  alejarse, tarde o temprano tendrá que enfrentar las recaídas y  sentirá el impulso, casi incontrolable, de buscar a la otra persona, llamarla, para verla o escucharla.

Cuando eso sucede, llegan al consultorio sintiéndose culpables, asustadas, ansiosas, enojadas, vulnerables… lo viven como un retroceso, se cuestionan si la terapia ha valido la pena y se preguntan si no estarán peor que antes. Racionalmente pueden reconocer que no es bueno echar marcha atrás y buscar a esa persona que les ha hecho daño, y menos ahora que, después de grandes esfuerzos, han logrado separarse de alguien que no las quiere, que las lastima o simplemente no las valora. Sin embargo, por otro lado sienten que  otros impulsos internos las jalan de nuevo hacia aquella relación, como por ejemplo: el deseo sexual porque, aunque todo estuviera mal, esa parte era satisfactoria y les ayudaba a descansar de su ansiedad o a llenar el vacío; la fuerza de la costumbre, a pesar de lo poco satisfactoria que era; el recuerdo de los (escasos) momentos alegres y de las características positivas de la persona o, simplemente, porque no toleran la soledad y prefieren a esa persona que las lastima a no tener a nadie al lado.

Las recaídas son necesarias e inevitables

Este tipo de recaídas es absolutamente normal y, nosotros los terapeutas, debemos hacérselo ver a los pacientes. Es una forma en que la vida los “pone a prueba” para fortalecer sus herramientas hasta lograr superar la prueba y recuperar la confianza en sí mismas.

También es conveniente apoyar al paciente o la paciente para que no se sienta sola y pueda reconocer su capacidad para enfrentar este momento doloroso y angustiante.

Cuando las personas llegan con esta sensación y están a punto de buscar a la persona sin importarles las consecuencias, lo trabajan en terapia con la esperanza recibir algún recurso que les permita frenar el impulso y no hacer algo de lo que, están seguras, les hará más daño y bienestar.

Cómo puede apoyar el terapeuta a quien enfrenta esta situación

Lo que yo sugiero a mis pacientes es tomar una hoja o pedazo de cartulina y dividirlo en dos partes con una línea y les pido que, en la primer columna, escriban todas aquellas cosas por las que es mejor no buscar  a la persona y, en la segunda columna, delante de cada razón que han puesto, escribir lo que sí quieren de una pareja en vez de aquello que esa persona les da, es decir, el objetivo o fin que deben perseguir en una relación para sentirse realmente plenas y felices.

Así, por ejemplo, hacen una lista poniendo frases como  las que muestramos en el siguiente ejemplo:

Las razones para no buscar a esa persona: Lo que yo realmente busco en una relación:

“No debo llamarlo porque sé que a él (o ella) no le importo”

“Yo quiero a una persona que me demuestre que realmente soy importante para ella”.
“Sé que a él sólo le interesa tener sexo conmigo” “Yo quiero a alguien que se comprometa conmigo y me valore en todo, no sólo que quiera tener relaciones”.
“Ella no reconoce mis necesidades” “Quiero a alguien que no sólo vea sus necesidades, sino también le importen las mías”.

Una vez terminada la lista, la revisamos, la paciente me va expresando lo que siente en cada una de ellas y reconociendo que, si lo que desea es lo que ha puesto en la segunda opción, no debe buscar en donde sabe que no lo va a encontrar y que es mejor tolerar la ansiedad que le genera la ausencia de la otra persona y esperar, que lanzarse en su búsqueda sin importarle los resultados negativos que obtendrá y que le harán sentir aún peor al final.

Por último sugiero que esa tabla se coloque en un lugar visible como la pared de la recámara o el tocador para tenerla bien presente y que, día a día, se escriba una de las frases de la columna de la derecha y se tenga a la vista, para estarse recordando a sí misma, qué es lo que realmente quiere en una relación.

No dejo de reconocer que es difícil este proceso de separación aún reconociendo que era necesaria, pues, como lo dice la terapia Transaccional, los seres humanos necesitamos de caricias, y si no contamos con caricias positivas (palabras amorosas, detalles, contacto físico amoroso), aceptamos las caricias negativas (insultos, desprecios, golpes, agresión, abuso), con tal de no sentir el dolor por la indiferencia que es aún más grande que el maltrato y el abuso.

Pero también sé que, con el apoyo, la confianza en la persona y sus recursos y con aprecio auténtico, nosotros, los terapeutas, le podemos brindar a nuestros pacientes que atraviesan este tipo de crisis, el apoyo y la oportunidad de trascender el dolor y conseguir lo que realmente buscan: un compañero o compañera verdaderamente comprometido, justo, amoroso, equitativo, un auténtico compañero de vida y no sólo alguien que ayude a aliviar el vacío o la soledad a un precio demasiado alto, pues lo que va en juego, es el amor propio y la dignidad de las personas.

Luis Fernando Martínez

Psicoterapeuta, Coach y Mediador Familiar

gestaltsi@gmail.com

Anuncios

25 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Silvia dice:

    Me siento muy mal. Hago las cosas que la gente me recomienda para no pensar en mi ex pareja(salir conocer otras personas, ir al cine leer etc) pero no me funciona, vuelvo de nuevo al pozo. Intento hacer el duelo pero todo el tiempo tengo ganas de buscarlo y me es difícil contenerme(pero lo hago, es peor si lo busco ) no soporto estar así. Sigo con esperanzas de que puede volver algún día para no sentirme tan mal. Es una situación horrible y mi autoestima con esto está pésimo . me siento rechazada y como un desecho. Que hago?

    Me gusta

    1. Resistir. El tiempo no te ayuda a olvidar, te ayuda a hacerte más consciente y a ver las cosas de diferente manera. Aunque sientas el dolor y la pena no las niegues y tampoco te enganches s ellas. Obsérvalas, acéptalas sin juzgarlas, y sigue con tu vida. Lo que no debes permitir es que esas emociones y pensamientos te controlen y te impidan seguir viviendo. No lo permitas. Resiste. Recuerda que todo pasa, nada es eterno, todo pasa, todo pasa. Se paciente. Resiste.

      Me gusta

  2. Cata dice:

    Alguien puede ayudarme? Estoy desesperada! He hecho de todo: ir a terapia, practicar yoga, escribir lo que siento, tomar antidepresivos, proyectar qué quiero, pero de ninguna manera paro de sufrir por él. Estoy desesperada, todo lo que como me genera náuseas, no paro de llorar, de sentir ansiedad, mi vida está destrozada, estoy hundida.

    Me gusta

    1. De lo que aún no te das cuenta es de se trata de una elección. Una elección tuya. Nadie puede salvarte más que tú. Aceptando tus sentimientos y reconociendo que no eres tus sentimientos. Viviendo el duelo sin juicio y con la intención de soltar. Tal vez el Mindfulness podría ayudarte pero sólo si realmente estás dispuesta a salir adelante de dicha situación. Seguramente todavía obtienes muchas ganancias al quedarte ahí.

      Me gusta

  3. liseth huaroto dice:

    Llevo medio año con mi pareja y lo amo Vivo con el aunque siempre peleamos, discutimos por cosas sin sentido. Me dice que me ama, y, ya pasando las discusiones, no se si será verdad, si se preocupa por mí, pero no sé por qué a veces peleamos por pequeñas cosas. Cosas que el dice y me reclama de mi ex, no sé por qué lo hace, y aún si yo lo amo, siento que no puedo estar sin él, necesito ayuda, no puedo alejarme de él porque siempre lloro estando lejos. no sé qué hacer, necesito ayuda, ¿qué hago?

    Me gusta

    1. Para empezar te recomiendo que te prepares más, usé mucho tiempo que debí utilizar para escribir un artículo en corregir tu redacción y ortografía. En cuanto al apoyo que pides, tienes que decidir qué tipo de vida quieres y qué estás dispuesta a aceptar y qué no. Lo más recomendable es que busques apoyo terapéutico. Y claro que puedes estar sin él, no te vendas esa idea porque lo que vas a construir es una cárcel en tu mente.

      Me gusta

  4. maría dice:

    Qué razón tienes!.
    He somatizado en todo mi cuerpo el no ser responsable de la decisión que tomé, no he querido conectar con el dolor, angustia… porque es muy dolorosa. Cuando me separé lo hice apostando por mí, efectivamente me dije a mí misma: basta ya por mi propia diginidad, porque veía como mendigaba. Daba el poder de estar yo bien a la otra persona.
    Ahora conecto con el dolor al par que respiro profundamente y noto como mi cuerpo lo agradece. Me mentalizo que esto forma parte del proceso y quiero pensar que llegará el día que estaré bien.
    Me ha ayudado muchísimo tu asesoramiento, de verdad.
    Gracias mil!!!!

    Me gusta

    1. Me da mucho gusto, María, leerte más animada y positiva. Esa actitud será fundamental para que puedas superarlo, al igual que el permitirte llorar, sentir miedo, coraje, cualquier sentimiento, sabiendo que es parte de tu proceso, del camino que debes andar para encontrar, al final de todo, la salida, acompañada de paz y de aceptación, sabiendo que, ante nada, está cuidar tu dignidad, respetarte como mujer y como ser humano.

      Me gusta

  5. maría dice:

    He leído el artículo y me he sentido del todo identificada. Parece que contarás mi historia. Después de 30 años de relación y 21 de matrimonio he tomado la decisión de separarme porque me sentía muy ignorada. Llevaba él 12 años sin mostrarme ninguna muestra de afecto y rechazándome continuamente… sin haber terceras personas..no sé supongo que me dejó de amar..
    Ahora han pasado 4 meses y siento recaída. Tengo 48 años y la sensación de que no voy a poder superar ésto y que no puedo vivir sin él. Es verdad que siento ahora tanta soledad que aunque suene horrible prefería estar con él aunque estaríamos tan mal. que lo que siento ahora. No me siento valiente. Estoy yendo a una psicóloga que espero me pueda ayudar porque siento un gran dolor. La teoría es verdad para estar mal es mejor separarse pero ahora?. Siento una gran angustia.
    Voy a hacer la lista que dices y gracias por el artículo por lo menos sé que es normal lo que siento.
    Un saludo,

    Me gusta

    1. María, la realidad de una ruptura, y más después de tantos años, no puede dejar de ser una experiencia dolorosa. Es un proceso largo y difícil, sobre todo por el tiempo que has estado con él y se ha creado un vínculo muy fuerte. Pero dos cosas son fundamentales para que lo logres: aceptar la realidad (que las cosas con él ya no funcionaban desde hace mucho tiempo) y confianza, en que vas a poder superarlo por difícil que ahora te resulte creerlo. La decisión de regresar y tolerar todo lo que has vivido por no estar sola o bien, soportar el dolor, el miedo y la tristeza confiando en que todo puede cambiar para ti, es lo primero que debes asumir como parte de la responsabilidad contigo misma. No es fácil, lo sé, pero recuerda que lo que está en juego es tu propia dignidad y autoestima, como mujer y como persona. Te deseo mucha suerte y que tomes la decisión correcta.

      Me gusta

  6. maría dice:

    He leído el artículo y me he sentido del todo identificada. Parece que contarás mi historia. Después de 30 años de relación y 21 de matrimonio he tomado la decisión de separarme porque me sentía muy ignorada. Llevaba él 12 años sin mostrarme ninguna muestra de afecto y rechazándome continuamente… sin haber terceras personas..no sé supongo que me dejó de amar..
    Ahora han pasado 4 meses y siento recaída. Tengo 48 años y la sensación de que no voy a poder superar ésto y que noo puedo vivir sin él. Es verdad que siento ahora tanta soledad que aunque suene horrible prefería estar con él aunque estaríamos tan mal. que lo que siento ahora. No me siento valiente. Estoy yendo a una psicóloga que espero me pueda ayudar porque siento un gran dolor. La teoría es verdad para estar mal es mejor separarse pero ahora?. Siento una gran angustia.
    Voy a hacer la lista que dices y gracias por el artículo por lo menos sé que es normal lo que siento.
    Un saludo,

    Me gusta

  7. Ezekiel dice:

    Saludos, el caso de Luis Cesar me parece muy interesante y creo que el podría ayudarme. Llevo un año con mi pareja y las mismas cosas que plantea este blog al principio son las que he venido viendo durante el año. Si hiciera la lista con las dos columnas sería exacta a la que Luis F propone. Comento sobre Luis Cesar, disculpando que lo utilice como referencia pero al igual como su pareja se ha sentido, yo me he sentido y me parece admirable que el ahora reconozca lo que ha hecho. Admiro igual a su novia que decidio alejarse aún amandolo, pero más que contar mi historia quisiera saber cuando fue que el entendió que hizo mal? Lo sabía durante todos estos años o ahora que ella se puso firme fue que el vino a darse cuenta? Yo padezco de depresion y reconozco que mi pareja ha soportado todos mis reclamos y aún sigue ahí. Por que sigue? Por que me ama o porque reconoce que no le quito a su vida sino le añado valor? Debo alejarme o hacerle saber que ya no quiero regresar como hizo la novia de Luis Cesar? SOS

    Me gusta

    1. Muchas gracias, Ezekiel por tus comentarios y tus reflexiones en relación a la situación de Luis Cesar y su pareja. Veamos si Luis Cesar quiere contestar a tus interrogantes. Saludos con afecto.

      Me gusta

  8. Luis Cesar dice:

    Hola, no se si este blog todavía lo revises, pero como sea, estoy en la total depresión mi novia me dejo, me dijo que yo nunca iba a cambiar y pues ya llevábamos casi 7 años de estar juntos, yo la amo demasiado soy muy pasional, pero la regué, la trate mal, la insulte la hice menos y lo sabia, pero me hice el tonto pensé tontamente que siempre estaría conmigo, no puedo dejar de pensar en las estupideces que hice, cuando termino conmigo le pregunte si todavía me amaba, ella me respondió que si, que me adoraba pero que ella ya había tomado una decisión y se que le duele no estar conmigo se que se va con su amiga a beber y a supuestamente ahogar sus penas y el hecho de saber que todavía me ama y que quiere estar conmigo me hace mas daño, Se que ya no la debo de buscar, se que me debo de respetar, se que debo de ocuparme, y que debo de crecer, pero soy muy fiel siempre lo he sido y se que que hay millones de personas en el mundo, es solo que esas personas no me interesan por que ella esta aquí.
    Ademas tengo ahora que verla poco antes de que terminara le consegui un buen trabajo conmigo y lo hice para pasar un poco mas de tiempo juntos, ahora con esta situación no se como podre verla y vivir sin ella.
    Necesito un consejo. Que hago?

    Me gusta

    1. Hola, Luis César: antes que nada, gracias por tus palabras. Tomando en cuenta, por lo que me dices, que al parecer aún hay amor por ambas partes, yo lo que te sugiero, es que le propongas a ella tomar terapia de pareja para ver la posibilidad de que ambos resuelvan sus diferencias. Un saludo y mucha suerte.

      Me gusta

  9. carolina ramos dice:

    Gracias por los Consejos que mencionan aquí.ME HACE BIEN LEERLOS AUNQUE SEA POR UN MOMENTO. Porque se que me entienden y que el sufrimiento que verdaderamente siento ahora por no tener a la persona que más amo,mi esposo y que me dejo. Sé q quizá con el tiempo y alguna terapia pueda salir adelante.MIL GRACIAS por EXISTIR PERSONAS COMO USTEDES QUE NOS DAN UN POCO DE PAZ A CAMBIO DE NADA..:-)

    Me gusta

    1. Carolina, me da mucho gusto que en este espacio puedas encontrar un poco de consuelo a tu dolor. Qué bueno que seas una mujer valiente y que estés dispuesta a buscar ayuda profesional. Eso me habla de que eres una mujer inteligente.

      Me gusta

  10. Julio dice:

    Me llamo Julio y estuve navegando en tu blog encuentro cosas que me hacen click ya que en este momento tengo roto el corazón, siempre he considerado que las relaciones humanas y en particular las cuestión emocional-sentimental son por demás complejas y mas aun cuando damos nuestro tiempo, nuestra energía, nuestra atención y todo eso que luego le llamamos amor a alguien que no quiere o no sabe que hacer con todo eso, y mas aun cuando la mujer que esta contigo tiene una vida y una historia complicada la cosa se torna mas insufrible aun pero aun estoy en el aferramiento aun cuando veo, siento y pienso que no es loemos para mi, pero perdón ya estoy contando mis penas a lo que quería llegar es que soy publicista y creo poder ayudarte a que tu publicación sea mas accesible y fácil de leer, aclaro no t lo estoy vendiendo solo me gusta aportar y creo que ayudarías así a mas personas dolidas como yo saludos

    Me gusta

    1. Gracias, Julio. Me agradaría saber tus propuestas para mejorar el blog. Mi correo es gestaltsi@gmail.com Saludos y luego platicamos.

      Me gusta

    2. Estimado, Julio, me gusta mucho tu correo y tu propuesta. ¿Me puedes decir de qué manera te gustaría apoyar este proyecto? Me gustaría conocer tus propuestas en mi correo gestaltsi@gmail.com
      Un abrazo

      Me gusta

  11. Eduardo dice:

    De acuerdo con que se debe soltar a quien uno ama ya que si de verdad nos ama, volverá , aún así en mi caso la depresión pasa por fantasear que esa persona volverá cuando sé que no será así. Es doloroso no sentirse amado por quien conocimos como el amor de nuestra vida.

    Me gusta

    1. El amor, Eduardo, no tiene garantía de permanencia infinita. Eso es lo terrible y maravilloso del amor, porque nos da la oportunidad de valorarlo más cuando lo tenemos. Sin embargo, como dice la canción, no todo está perdido… el amor es una capacidad tuya, que está en tu interior, es como una semilla que puedes volver a sembrar en nueva tierra para florecer con el que será el amor de tu vida en el momento presente, en el Aquí y Ahora. Cuando una persona se va, por mucho que duela, no se va el amor, se va alguien que fue amado y que nos amo y que ya es parte de nosotros, pero repito, tú puedes volver a amar cuantas veces lo decidas a la misma o a una nueva persona. Suerte!!

      Me gusta

    2. Otra cosa, Eduardo. A veces, lo último que se pierde es la esperanza, pero también, a veces, es necesario dejar morir la esperanza de algo o acerca de alguien, para liberarte del pasado, de una ilusión que, como tú dices, sabes que no tienes posibilidades de que regrese, y poder avanzar en tu vida y en tu proceso. Atrévete a vivir tu duelo y a aceptar, que, aunque hermoso lo que viviste con ella, ya terminó.

      Me gusta

  12. MNFP dice:

    ay no…hay que ser realmente muy fuerte, para superar algo asi… soltar? dejar ir a quien no nos ama aunque nosotros aun le amemos?…pero y si te arrepientes? ya no hay marcha atras! que dificil tomar una decision asi…me duele solo de pensarlo

    Me gusta

    1. ¿Y qué tendrías que hacer para evitarlo? ¿manipular? ¿chantajear? todas esas conductas tienen un costo muy alto. La realidad es así, las personas no son de nuestra propiedad y si tú o el otro deciden irse… no hay nada qué hacer… lo mejor es aceptar las cosas tal y como son… ¿de qué te vas a arrepentir? ¿de haberte dado la oportunidad de ser libre y de dejar espacio para que alguien que te ame llegue y toque tu corazón? Si abres puertas para el amor auténtico, no hay de qué arrepentirse.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s