¿Son las experiencias de vida, producto de la buena o mala suerte?

Calificar las experiencias de la vida como buenas o malas, o como producto de la buena suerte o de la mala suerte, es una manera simplista y limitativa de ver las cosas. En realidad, no existen experiencias buenas o malas, absolutamente todas nuestras vivencias, por placenteras o dolorosas que sean, nos ofrecen posibilidades para crecer, para tomar consciencia de todo lo que tenemos, de nuestros recursos y de nuestras riquezas. La clave está, en el fondo, en saber encontrar el sentido de dichas experiencias, de tal manera que nos abran las puertas y nos ayuden a trascender tal y como lo promueve la resiliencia. Un ser resiliente, es aquel que no sólo trasciende el dolor, sino que crece a través de él y se fortalece convirtiéndose en una persona más sabia, plena y feliz.

Seguir leyendo

Tu voto:

Anuncios

Resiliencia explicada a los niños

La RESILIENCIA es cuando un ser vivo, planta, animal o ser humano, resiste una presión tan fuerte ¡y se recupera! Recibe golpes, ofensas o maltratos y ¡SE RECUPERA! La Resiliencia no es derrotarse por lo feo, difícil o molesto que nos pase en la vida y, aunque te caigas y ensucies, te puedes recuperar. Sólo tienes que luchar para sacar de tu vida lo sucio y lo malo.Una persona resiliente soporta cualquier presión y se vuelve a poner de pie.

Seguir leyendo

Tu voto: