Tres puertas antes de hablar

 

el pesar de la duda

¿Cuántas veces te has encontrado con la disyuntiva de decirle algo a alguien que has escuchado en otro lado? Seguramente te mueve una buena intención. La persona de quien has escuchado algo negativo, seguramente es alguien que te importa y quieres su bien, es por eso que no sabes cómo actuar, si decirle lo que has escuchado para que esté prevenido y se cuide de los otros o quedarte callado para no lastimarlo o, por lo menos, generarle la incomodidad de saber que alguien ha estado expresándose de forma negativa de su persona.

Como yo también he vivido esa situación de un lado y de otro, es decir, no sólo en relación con no saber si hablar o callar en relación a algo que me han dicho o he escuchado, sino también en cuanto a ser quien recibe la noticia y muchas veces me quedo con la sensación se haber querido no enterarme de eso, te comparto esta historia con la esperanza que te ayude a discernir qué hacer cuando te encuentres en esa situación:

Un discípulo llegó muy agitado a la casa de Sócrates y empezó a hablar de esta manera:

mejor decir o mejor callar

– Maestro, quiero contarte cómo un amigo tuyo estuvo hablando de ti con malevolencia…

Sócrates lo interrumpió, diciendo:

– ¡Espera! ¿Ya hiciste pasar a través de las tres puertas lo que me vas a decir?

– ¿Las tres puertas?

– ¡Si! – replicó Sócrates-. La primera es la VERDAD ¿Ya examinaste cuidadosamente si lo que me quieres decir es verdadero en todos sus puntos?

– No…Lo escuché comentar a unos vecinos…

– Pero al menos, lo habrás hecho pasar por la segunda puerta, que es la BONDAD. ¿Lo que me quieres decir es por lo menos bueno?

– No, en realidad no; al contrario.

– ¡Ah! – interrumpió Sócrates-. Entonces vamos a la última puerta, la NECESIDAD. ¿Es necesario que me cuentes eso?

– Para ser sincero, no; necesario no es.

– Entonces – sonrió el sabio-, si no es verdadero, ni bueno, ni necesario…sepultémoslo en el olvido…

 

 

 

Moraleja: Piénsalo por lo menos tres veces antes de comunicarle al otro lo que has escuchado en relación a él o ella. Te evitarás problemas, y, muy seguramente, le ahorrarás un dolor, una incomodidad o, por lo menos, un mal rato de enterarse de algo que no le servirá de  nada o de muy poco.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s