Celebrar la vida a partir de una experiencia traumatizante de hace diez años

Todas las experiencias de la vida, sin importar si son agradables o desagradables, placenteras o dolorosas, son una oportunidad para despertar, para comprender la verdadera esencia de las cosas. Hoy, 1o de mayo del 2017 se cumplen diez años de una operación que me realizaron en el 2007 para extraerme un tumor de la hipófisis. En aquella época sentí miedo, ansiedad, dolor, temía por mi salud y por mi vida. Hoy, nuevamente, como cada año, se presentó de nuevo ese miedo arraigado en mi inconsciente y que, sin que yo haga nada, se vuelve a activar por sí mismo a través de la memoria corporal… sin embargo, en esta ocasión hice algo diferente, no luche, no negué, simplemente me detuve y me quedé observando, sin juicio, por varios minutos lo que estaba pasando en mi interior… y de pronto, llegó el entendimiento… pude ver… pude comprender lo que estaba pasando…

Tu voto:

Anuncios

Espacios especiales: un motivo más para celebrar la vida.

En la X Semana de celebración de la vida (organizado por mi pareja y por mí a raíz del año en que me operaron de un tumor en la cabeza), hemos decidido dedicar el 5o. día a los espacios especiales que nos hacen celebrar la vida y yo he tomado como elemento de celebración nuestra casa de Cuernavaca, la Casa del árbol donde Axa y yo, junto con Manchitas, nuestra perrita, hemos construido un hogar de amor, paz, respeto y compromiso. Por todo ello, hoy, celebro la vida en nuestra Casa del árbol.

Tu voto:

Los eventos significativos: un motivo para celebrar la vida.

En la vida hay muchos eventos que son importantes y significativos por diversas razones. Dichos momentos no siempre son agradables, experiencias cumbres o felices, por el contrario, muchas veces se trata de eventos dolorosos, que nos generan miedo o sufrimiento y que desearíamos no tener que vivirlos, pero que no tenemos opción y tenemos que enfrentarlos a pesar del enojo o la frustración que nos generan. Sin embargo, más allá de si son dulces o amargas las experiencias importantes de la vida son eventos que nos transforman profundamente y, con el tiempo, se convierten en parte de nuestra historia, de nuestra esencia, pues gracias a ellos somos lo que somos en el presente y por lo tanto se convierten en un motivo de celebración de la vida.

Tu voto:

El sentido y la celebración de la vida

El sentido de vida no es algo que debamos encontrar, como si fuera algo ya hecho o un designio de los dioses. El sentido es algo que se construye, que se elige, que se forja. Cada persona es libre de darle o no un sentido a la vida. Sin embargo, una vida sin sentido puede ser algo muy vacio, gris, doloroso, solitario, un sin-sentido. En cambio, cuando nos responsabilizamos cada quien de darle un sentido a la vida, ésta se vuelve algo maravilloso, mágico, milagroso. Un motivo constante de felicidad y de celebración tomando consciencia plena de lo increíble que es estar vivo y de poder ser conscientes de ello. Por eso, yo celebro la vida reconociendo el sentido que la vida tiene para mí y que se reduce en una frase: LA CAPACIDAD DE AMAR.

Tu voto:

Día del auto amor, del amor propio, del amor por ti.

Aunque el día del amor sea motivo de muchas críticas por parte de personas que no ven en esta fecha más que una cínica estrategia de mercadotecnia para hacernos comprar, haciendo del amor un bien de consumo o algo meramente comercial, también podemos dejar esos prejuicios de lado y aprovechar la oportunidad para hacernos conscientes de lo que olvidamos con demasiada facilidad: amarnos a nosotros mismos y reconocérnoslo y también expresar el cariño que sentimos a los demás porque, por mas que algunos dicen: “¿para qué quieres que te lo diga si ya lo sabes?”, la realidad es que no basta con saberlo HAY QUE DECIRLO, y también deberíamos DECÍRNOSLO A NOSOTROS MISMOS con más frecuencia.

Tu voto:

Razones para celebrar la vida: por Jeff Foster

En el 6o día de la X Semana de la celebración de la vida hemos elegido como tema: Un autor para celebrar la vida. Originalmente pensamos en un libro, pero era demasiado difícil elegir uno sólo de entre los centenares de libros que nos gustan. Pensar en un autor lo hacía relativamente, un poco más sencillo. Mi elección, en esta ocasión, fue un ser con mucha consciencia: Jeff Foster, un hombre joven, de origen británico, que nos incita en todos sus libretos a aceptar la vida plenamente, de manera absoluta, con todos sus ingredientes agri-dulces, con todo el placer y con todo el dolor o lo desagradable que contiene nuestra existencia.

Tu voto:

Sólo por hoy, juguemos.

Jugamos a que hoy es el último día del año…
O, más simple aún, que hoy es el último día de nuestra vida, el único día, y que y que todos somos capaces de amábamos, de comprendernos y respetarnos como iguales.
Juguemos a soñar que podemos – ¡por fin! – dejar de juzgarnos, criticarnos y descalificarnos unos a otros para vivir libremente en la diferencia, enriqueciéndonos y apoyándonos mutuamente.
Juguemos a que, sólo por hoy, el último día, el único día, somos capaces de poner el corazón por delante, desbordado de amor y compasión por todos los seres del universo.

Tu voto:

Celebrando la Vida

Hay tantas razones para celebrar la vida, el simple hecho de estar vivos es motivo suficiente para celebrar a cada instante. Sin embargo, no siempre somos conscientes de lo afortunados que somos y de todas las bendiciones que el universo nos da. En ocasiones, es necesario vivir experiencias dolorosas como las pérdidas, las separaciones, las crisis o la enfermedad para poder ser conscientes de lo que tenemos cuando las cosas van bien en nuestra vida.

Eso nos ocurrió a Axa, mi pareja, y a mí, hace siete años. En el 2007 el papá de Axa murió el 23 de abril y, justo una semana después, el 1o de mayo, yo fui operado de un tumor en la hipófisis. En esos siete días vimos pasar frente a nuestros ojos, la muerte y la vulnerabilidad, la pérdida, el dolor y el miedo, la tristeza y la incertidumbre. Pero junto con todas estas emociones, pudimos ser conscientes de muchas otras cosas como: el amor, la esperanza, la fuerza, la confianza, la amistad, el apoyo, la solidaridad, el contacto, la conexión y el encuentro con los seres amados.

Tu voto:

2013: el año del amor según la numerología

El año 2013 será, si nos abrimos a ello, un año de armonía, felicidad y equilibrio, en el que los asuntos sociales, domésticos y del corazón traerán gran alegría. Familia y responsabilidad serán la nota clave de este periodo. Recuperarás afectos perdidos por distancia o ruptura y pueden reaparecer en tu vida amistades o personas que no veías en mucho tiempo.

Tu encanto y magnetismo estará muy desarrollado y la gente se sentirá atraída por ti. Es un año favorable para consolidar tu hogar y los vínculos de todo tipo. Estarán favorecidas las relaciones sociales, las reuniones entre amigos y las diversiones, sobre todo hacia el interior del hogar.

Tu voto:

Terapia Gestalt, Sí: entre los 35 mejores portales de autoayuda

El portal TERAPIA GESTALT, SÍ ha sido reconocido como uno de los 35 portales de autoayuda más importantes de internet por la página especialista en el tema: 35 Webs.com. Esto es un motivo de orgullo y de agradecimiento por el reconocimiento a nuestro esfuerzo confunto y quiero compartirlo contigo, que eres parte de este éxito. Seguimos esforzándonos y trabajando juntos, co-construyendo un mundo, cada vez mejor para todos. Gracias por ser parte de mí.

Tu voto:

No te rindas, aún es tiempo

No te rindas, aún estás a tiempo 

de  alcanzar y comenzar de nuevo,

aceptar tus sombras,

enterrar tus miedos,

liberar el lastre,

retomar el vuelo.

No te rindas que la vida es eso,

continuar el viaje,

perseguir tus sueños,

destrabar el tiempo,

correr los escombros, 

y destapar el cielo.

No te rindas, de Mario Benedetti.

Tu voto:

Carta al niño que pervive en mí

Querido Luis Fernando (niño):
Hoy que es día del niño (en México) y que estoy celebrando la Semana de la Conmemoración de la Vida y la Salud, quiero aprovechar para expresarte todo mi cariño y agradecimiento. Hoy, que estoy cada vez más cerca de cumplir mis 50 primeros años, y que puedo ver en perspectiva mi vida, me doy cuenta de lo valiente que has sido desde que estabas en la primaria, incluso desde antes de que entraras a la escuela, y tuviste que enfrentarte a tantas situaciones difíciles y dolorosas en casa y en la escuela. En casa, no te sentías entendido, tenías mucho miedo por la forma en que los adultos te trataban – a través de una educación autoritaria, juzgándote y reprimiéndote constantemente -, y tú procurabas ser muy obediente para evitar los castigos, pues no tenías más alternativa, al ser sólo un niño pequeño rodeado de adultos llenos de miedo.

Tu voto:

Momento para honrar a nuestros ancestros

Ahora que hemos dedicado en estos días tiempo para la salud, para celebrar la vida, para honrar también la amistad y a nuestros amigos más queridos… ahora es tiempo de dedicarle un homenaje a nuestros ancestros.

Aquellas personas que vinieron a este mundo antes que nosotros, que nos sostienen de alguna manera, pues somos consecuencia de lo que ellos fueron, vivieron y experimentaron. Son parte de nuestros genes y de nuestro ser y, tan solo por eso – porque si ellos no hubieran existido tal vez nosotros tampoco existiríamos -, debemos honrarlos y estar agradecidos con ellos reconociendo el habernos dado la oportunidad de existir.

Tu voto:

Celebrar la amistad

Otro gran motivo para la Celebración de la Salud y la Vida, es la amistad. Se imaginan su existencia sin amigos? Que triste y vacía sería mi vida sin mis compañeros de viaje! El día de hoy, ofreceré los festejos de la Semana de Celebración de la Salud y la Vida a a la amistad, a todos mis amigos y amigas. Invito a todos los amigos de TERAPIA GESTALT, SI para que se unan conmigo a la conmemoración de la amistad.

Los amigos son como la sangre, cuando se está herido acuden sin que se los llame.
Anónimo

Tu voto:

La semana de la celebración de la salud y la vida

A todos nuestros amigos de Gestalt, Sí queremos compartirles algo muy importante para mí y para mi pareja: El martes 24 de abril del 2007 el padre de Axa, el Dr. Cuauhtémoc Campos, falleció a causa del cáncer después de muchos meses de sufrimiento. Justo una semana después, yo fui operado, como estaba programado, de un tumor en la cabeza.
Al recordar lo duro que había sido esa semana en nuestras vidas, tanto por la muerte de mi suegro como por mi operación ocho días después, decidimos que, para no recordarla como un periodo de tristeza, dolor o amargura, instauraríamos La Semana de la Celebración de la Vida, para agradecer que estábamos vivos y unidos por el amor, el compromiso y la intimidad.

Tu voto: