Descubre qué tan osado o precavido eres

correr_riesgosAunque pueden no ser tan atrevidas, muchas personas disfrutan de la imagen que se asocia a los intrépidos. Al pensar en este tipo de personas se nos ocurren aquellos que son corredores de autos o, alpinistas o quienes se dedican al buceo o la paracaidismo.

Las personas que son osadas – está demostrado -, tienen a menudo mayor confianza en sí mismas y un IQ más elevado que aquellos que son más cautos, temerosos o precavidos. También se ha podido comprobar que los osados son más extrovertidos e impulsivos que el promedio.

Si una persona tiene el gusto por los riesgos no es necesariamente alguien neurótico. Los psicólogos han concluido que más de la mitad o, incluso, las dos terceras partes de nuestras capacidades para las proezas son hereditarias.

Test para medir qué tan osado o atrevido eres.

Responde “verdadero” o “falso” a las siguientes afirmaciones para determinar tu nivel de atrevimiento.

  1. Cuando voy al supermercado, por lo general sólo compro las marcas a las que estoy habituado.

            V o F

  1. Me afecta cuando uno de mis amigos está molesto.

           V o F

  1. Me irrita la gente que siente pena de sí misma.

           V o F

  1. Es tonto que la gente llore de felicidad.

           V o F

  1. Muchos amantes de los animales se preocupan demasiado por la comodidad y los sentimientos de los animales.

           V o F.

  1. Me siento mejor después de beber unos cuantos tragos.

           V o F.

  1. Es probable que tenga buena disposición hacia gente extraña en un grupo.

           V o F.

  1. Me molestan un poco las exhibiciones públicas de afecto.

           V o F.

  1. Prefiero un trabajo que requiera viajes y cambios a uno que me mantenga en casa la mayor parte del tiempo.

           V o F.

  1. Ahorro dinero con regularidad.

            V o F.

Para obtener tu resultado pon 1 punto por cada respuesta que coincida con la tuya.

1. Falso 2. Falso 3. Verdadero 4. Verdadero 5. Verdadero 6. Verdadero 7. Falso 8. Verdadero 9. Verdadero 10. Falso

Una calificación promedio en el atrevimiento u osadia se encuentra entre 4 y 6

Fuente y cuestionario tomado de: ¿Quién eres? El gran libro de los test. Dr. Salvatore V. Didato. Grupo editorial Tomo S.A de C.V.

correr riesgosConclusiones: 

hombre_osadoSegún los estudios realizados, los hombres tienden a ser más atrevidos que las mujeres. Su capacidad para las emociones es más alta que el promedio y para ellos el aburrimiento es algo más difícil de tolerar.

La gente con mayor grado de osadía o atrevimiento evita las exhibiciones públicas de afecto u otras emociones y se sienten incómodos con la expresión abierta de las emociones de otros. Suelen ser un tanto más insensibles y por lo general prefieren actuar más que demostrar las emociones.

Los osados por lo general están más impacientes de ponerse en movimiento y buscan a otros que deseen también la novedad. Están dispuestos a correr riesgos que los demás. Para ellos, la idea de realizar actividades que para la mayoría son arriesgadas (subir montañas, lanzarse de paracaídas, bucear), son en realidad algo inofensivo y no ven tanto peligro como la mayoría de las personas.

Lo aventureros que podamos ser va a depender también del entorno en que vivamos. Algunos estudios de dinámicas de grupo confirman que tiene lugar un modelo llamado “cambio riesgoso” cuando los miembros refuerzan la osadía entre ellos mismos y aceptan más riesgos que cuando están solos.

ser_atrevidoPor ejemplo, cuando se forman comités para decidir un tema, los miembros adoptan posiciones más extremas ya que sienten el apoyo de sus semejantes.

Los bioquímicos han llamado a las personas demasiado osadas como “adictos a la adrenalina”, ya que parecen tener la necesidad de mantener elevados niveles de adrenalina para lograr satisfacción.

Pero, a pesar de lo mucho que estos límites externos de la psique humana se ven influidos por factores psicológicos, las fuerzas familiares también juegan un papel crucial para determinar qué tan osado será uno.

Las fuerzas de la naturaleza y la educación hacen difícil discernir cuál es la responsable, si es alguna o ambas, de la conducta arriesgada. Los estudios muestran que es posible que los padres que proporcionan un ambiente estimulante para los hijos, serán ellos mismos del tipo aventurero. Pero si los hijos resultan ser de la misma manera, e difícil decir qué influyó más, sus características heredadas o su educación.

Fuente y cuestionario tomado de: ¿Quién eres? El gran libro de los test. Dr. Salvatore V. Didato. Grupo editorial Tomo S.A de C.V.

La vida es riesgo

Por último te propongo un ejercicio Gestalt considerando que todos podemos tener las dos polaridades, tanto la aventurera como la tranquila o mesurada y no sólo quedarnos con una etiqueta aunque, obviamente, tendamos a ser más de una forma que la otra. El ejercicio consiste en lo siguiente. En una hoja en posición horizontal dibuja cuatro columnas. En la primera escribe como encabezado: SOY OSADO CUANDO; en la segunda: NO SOY OSADO CUANDO. En la tercera: SOY TRANQUILO CUANDO y en la cuarta: NO SOY TRANQUILO CUANDO.

atrevimientoDe esta manera, podrás descubrir que no todo depende de ti mismo, que mucho tiene que ver con el contexto. Algunas situaciones exigen de más osadía y otras requieren de más cautela. La sabiduría radica en saber cuando hay que utilizar una u otra y reconocer que todos tenemos, aunque sea potencialmente, ambos aspectos en nuestra personalidad.

El crecimiento está no en dejar de ser aquello en lo que ya somos especialistas (ya sea arriesgado o moderado), sino en empezar a arriesgarse y fortalecer la que está más debilitada para lograr un mejor balance.

Quedarse demasiado tiempo en la zona de confort ofrece tener más seguridad pero poco o nulo crecimiento. Para poder crecer como persona, de acuerdo a la Gestalt, es necesario, de alguna forma, correr riesgos. Los riesgos se presentan cuando estamos ante algo novedoso, que no conocemos, y que, por lo tanto, con mucha seguridad seremos menos hábiles que en aquellas cosas que conocemos y dominamos.

En estos casos, la ansiedad no es algo malo, todo lo contrario, es el indicativo de que estamos ante algo que genera cierto nivel de riesgo, una situación novedosa, que nos ofrece la oportunidad de ir más allá de nuestras fronteras y crecer.

En conclusión, no olvidemos que sin riesgo, sin novedad o sin ansiedad, no es posible el desarrollo de nuestros potenciales como persona.

frase-la-aventura-podra-ser-loca-pero-el-aventurero-para-llevarla-a-cabo-ha-de-ser-cuerdo-gilbert-keith-chesterton-107398

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s