Descubre qué tan osado o precavido eres

Aunque pueden no ser tan atrevidas, muchas personas disfrutan de la imagen que se asocia a los intrépidos. Al pensar en este tipo de personas se nos ocurren aquellos que son corredores de autos o, alpinistas o quienes se dedican al buceo o la paracaidismo.

Las personas que son osadas – está demostrado -, tienen a menudo mayor confianza en sí mismas y un IQ más elevado que aquellos que son más cautos, temerosos o precavidos. También se ha podido comprobar que los osados son más extrovertidos e impulsivos que el promedio.

Si una persona tiene el gusto por los riesgos no es necesariamente alguien neurótico. Los psicólogos han concluido que más de la mitad o, incluso, las dos terceras partes de nuestras capacidades para las proezas son hereditarias.
Si quieres descubrir qué tan osado eres, responde el test que encontrarás en el interior de este artículo.

Seguir leyendo

Tu voto:

La verdad del apego

La necesidad de estar cerca de la figura significativa es tan importante que el cerebro cuenta con un mecanismo encargado de crear y regular nuestra relación con las figuras de apego y se denomina “sistema de apego”, el cual consiste en una serie de emociones y conductas que nos garantizan protección y seguridad mientras nos mantengamos cerca de nuestros seres queridos.

Este mecanismo del cerebro explica el porque los niños se sienten ansiosos cuando son separados de la figura materna y la buscan desesperadamente hasta que el contacto se restablece. Estas conductas se denominan conductas de protesta y siguen existiendo en la edad adulta.

Seguir leyendo

Tu voto:

terapia gestalt

Atrévete a mirarte y a crecer

He conocido personas que les asusta la idea de ir a terapia pues tienen miedo de “conocerse realmente” , pues creen, que lo que van a encontrar no les gustará o no lo podrán soportar, como si existiera algo terrorífico en sí mismos.
La verdad, es que es un miedo infundado, pues, nunca habrá nada tan terrible, como para no poder aceptarlo.
Lo más probable es que, aquel que tiene el coraje de arriesgarse a realizar un viaje hacia su interior, descubrirá a su auténtico ser, lo que le permitirá sentirse más fuerte, más libre, más seguro, y con una existencia más ligera. En este artículo mostramos también, un ejemplo de todo lo que un paciente ha logrado durante su proceso de salir de una relación de pareja dañina a partir de reconocerse como una persona digna, merecedora de respeto y de ser también más consciente de sus necesidades más auténticas.

Seguir leyendo

Tu voto: