Logramos, durante el 2012, las 500 mil entradas al blog

Este 31 de diciembre del 2012 alcanzamos, en Terapia Gestalt, Sí el medio millón de visitas. 500 MIL GRACIAS por acompañarme durante estos dos años de existencia de TERAPIA GESTALT, SÍ.
Espero que sigamos juntos muchos años más.
Me siento feliz de compartir con ustedes, reflexiones, pensamientos, temas en relación a la gestalt y otras cosas. La vida no sabe igual si no se comparte con otros, por eso, es que ustedes son parte de lo que me hace sentir pleno, realizado y feliz. Gracias por su cariño y por su amistad incondicional durante todo este tiempo. Espero, de alguna manera, haber contribuido en darte un poco de ayuda, de apoyo, de consuelo, de serenidad.

Seguir leyendo

Tu voto:

Feliz 2013 a todos los amigos de Terapia Gestalt, Sí.

Gracias a todos mis amigos del blog por su apoyo, confianza y solidaridad. Este 2012 pudimos alcanzar, el último día, la cifra de 500 mil visitas, medio millón de entradas en sus dos años de existencia. Mi compromiso de seguir ofreciendo lo mejor de mí, continúa durante el próximo año. Gracias por su cariño, sus comentarios, sus acuerdos y desacuerdos. Estamos juntos, para aprender y para crecer juntos, en todas las circunstancias, feliz, tristes, amargas, placenteras. Todas son experiencias de vida y todas ellas nos recuerdan, a través de lo que sentimos, que estamos vivos, que seguimos vivos aquí y ahora y por lo tanto, tenemos la responsabilidad de sentirnos plenos y de ser felices en lo interior y con los demás.

Seguir leyendo

Tu voto:

fin del mundo 2012

El verdadero fin del mundo en el 2012

El fin del mundo puede ser sólo un mito o una realidad: aquello que hacemos -u omitimos- los seres humanos en relación a nuestro planeta y en relación a la forma en la que nos comportamos los unos con los otros. Ojalá te des la oportunidad de ver este breve video producido por mi compañero (pareja) Axayacatl Campos García Rojas en relación al mito de que los Mayas pronosticaron el fin del mundo para el 21 de diciembre del 2012.

Seguir leyendo

Tu voto:

Aquellos a quienes rechazamos, pueden ser nuestros grandes maestros

Existen muchos tipos de maestros: los de la escuela tradicional, los que generan una fuerte influencia en sus alumnos a lo largo de su vida o los grandes maestros de la historia, cuya influencia no sólo queda en la gente de su época o su cultura, sino que su conocimiento y sabiduría trasciende a lo largo de los siglos, como los grandes filósofos: Platón, Sócrates, Aristóteles o Epícteto.

Pero, además de estos grandes maestros universales – que también fueron juzgados y condenados por aquellos que proyectaban en ellos sus partes negadas – , existen otros, los de todos los días, y son aquellos que nos “molestan”, nos enojan y exasperan con sus conductas y sus comportamientos. Aquellos que están cerca de una u otra manera, en la vida de todos los días y que no toleramos porque nos reflejan aquello que, simplemente, no somos capaces de aceptar en nosotros por miedo, vergüenza o prejuicio.
Pero, ¿puede ser, alguien que no toleramos nuestro maestro?

Seguir leyendo

Tu voto:

Sentir intensamente las emociones y dejarlas marchar.

Desapego no significa evitar que la experiencia penetre dentro de uno, al contrario, debemos permitir que nos afecte plenamente, si hacemos eso, entonces seremos capaces de dejarla partir. Si nos sumergimos en nuestras emociones y nos dejamos bañar por ellas hasta el final, sin dejar que nuestros pensamientos interfieran, las experimentaremos de manera total, plena y completa. Podremos saber realmente, lo que es el amor y lo que es el dolor, o la pérdida de un ser amado y podremos decir que reconocemos y aceptamos dicha emoción, que está bien sentirla, sin pelearnos con ella. Una vez sentida, podemos agradecerle su enseñanza o su mensaje y despedirnos de ella.

Seguir leyendo

Tu voto:

Autocompasión Vs. Responsabilización

Cuando logras salir del drama y dejas de quejarte, es cuando en realidad, comienzas a vivir. Y, muchas veces, es la propia vida a partir de experiencias traumáticas, quien te ayuda a encontrar el sentido de tu vida y te empuja de tu rincón donde estás lamiéndote las heridas, obligándote a regresar a la vida real y tomar las riendas de tu propio destino. Mientras más pronto aprendamos a escuchar la voz de la vida, más pronto empezaremos a tener una verdadera existencia, una existencia, que valga la pena vivir.

Seguir leyendo

Tu voto:

1 2 3 4 5 12