El rol de Víctima en el Triángulo Dramático

De los tres roles del triángulo dramático, El de víctima es el más complejo porque la persona se coloca en una posición de indefensión, sintiéndose el más desesperada y el peor tratado, negándose, además, a reconocer sus recursos para sostenerse en pie.

Suele estar muy susceptible y ante casi cualquier situación, es decir que la persona se muestra herida u ofendida por motivos, muchas veces, de poca importancia, lo cual dará lugar a que la gente la evite o no le diga la verdad de manera clara o directa para no hacerla sentir lastimada.

Seguir leyendo

Tu voto:

Perfil del Salvador del triángulo dramático

El Salvador es el rol dentro del triángulo dramático que se reconoce por su preocupación excesiva en relación a los sentimientos y las necesidades de los demás, sin importar que tenga que pasar por encima de sí mismo, con tal de proteger a los otros o ayudarles a alcanzar sus deseos.  
Un Salvador desea que todo transcurra sin sobresaltos y parezca perfecto; para conseguirlo, no se plantea la posibilidad en ocultar la verdad acerca de algo al otro – pensando que así lo protege de algún sufrimiento – ni tampoco se detiene cuando puede evitar situaciones difíciles o dolorosas, aunque éstas fueran oportunidades que pudieran ayudarlo a crecer y madurar.

Seguir leyendo

Tu voto:

terapeuta_gestalt

El triángulo dramático: Perseguidor, Salvador y Víctima

“Si te sucede algo con otra persona que hace que te sientas dolido, enfadado, culpable, ansioso, temeroso, resentido, exasperado, avergonzado, celoso, inerte, helado, atrapado, comprometido, confuso, desesperado o inadecuado, o con la sensación de haber sido utilizado, traicionado, controlado o incomprendido, entonces, no hay dudas, puedes estar seguro de que estás atrapado en un triángulo dramático.” (Edwars, G. 2011).

Seguir leyendo

Tu voto:

terapia_gestalt_Luis_Fernando_Martínez_Gómez

“Prométeme que nunca me dejarás.”

¿Por qué muchas personas adultas, hombres o mujeres,  creen que no podrán sobrevivir si el ser amado o amada los deja de querer y se marcha? Es innegable que, cuando esto desafortunadamente sucede se experimenta mucho dolor, pero también es verdad que no se trata de una realidad que mate. Cualquiera puede sobrevivir a un rompimiento o a cualquier otra pérdida, somos seres que tenemos una gran capacidad de adaptación y,  por mucho que se sufra en un principio, la verdad es que todos podemos seguir adelante con nuestra vida encontrando nuevas razones para ser felices.

Seguir leyendo

Tu voto:

1 2 3 4 5 55