Apego al dolor

La terapia gestalt ofrece la posibilidad de aprender a abrirse a la experiencia del momento, reconocer las posibilidades que el presente me ofrece y elegir con qué quiero hacer contacto y a qué estoy dispuesto a renunciar, eligiendo en consciencia, lo que sea más beneficioso para mí y para otros y cubra de una manera más efectiva mis necesidades dentro de la situación que se vive en el momento presente, más allá de las elecciones que he hecho en el pasado por buenas o malas que éstas hayan resultado.

Seguir leyendo

Tu voto:

¿Se puede enseñar el amor?

Se implanta en las universidades el China una materia para aprender a amar. “La felicidad comienza aprendiendo como manejar las relaciones románticas”. El objetivo es enseñar a los estudiantes a “comprender el significado del amor (…) y aprender a expresar, aceptar, rechazar, mantener o dejar partir al ser amado cuando se termina el amor”.

Seguir leyendo

Tu voto:

Antecedentes y fundamentos de la psicoterapia Gestalt

El terapeuta gestalt tiene la función de guiar al consultante para que se haga consciente de su situación (el darse cuenta). Hay una interacción de yo, tú, nosotros; se rompe la dicotomía médico-paciente. El cliente se expresa tanto verbalmente como con gestos y movimientos. El énfasis está más en el aquí y ahora que en el pasado allá y entonces; en la experimentación más que en la intelectualización, en la responsabilización de los propios pensamientos y deseos que en el cumplimiento de expectativas externas.

Seguir leyendo

Tu voto:

Para quién es indicada la terapia Gestalt

La psicoterapia Gestalt, en tiempo breve, puede lograr en los consultantes resultados y cambios profundos. No se enfoca, como el Psicoanálisis en el pasado ni en la causa de los problemas, su objetivo principal está en el presente, en el aquí y ahora para poder realizar cambios, revisar los modos estereotipados y automáticos de responder frente a diversas situaciones para comenzar a actuar de una manera más auténtica, creativa, beneficiosa y responsable.

Seguir leyendo

Tu voto:

1 5 6 7