preocupación o solución

¿Qué es la preocupación y como funciona?

No debemos pretender que las preocupaciones desaparezcan, pero si podemos decidir qué queremos hacer con ellas. Definirlas de manera más concreta y dar paso a acciones más concretas. Debemos aprender a reconocer, por ejemplo: las generalizaciones y los filtros mentales, donde metemos todo en la misma categoría o sólo vemos lo negativo.
Podemos marcar un límite, siendo conscientes de cuando aparezcan pensamientos sobre el futuro, para no estarlos alimentando.
Reconocer que una cosa es el pensamiento y otra la persona que lo experimenta. Ésta puede
observar sus pensamientos y decidir como actuar en relación a aquello que surge en su mente. No estamos condenados a hacer caso a todos nuestros pensamientos, podemos elegir aquellos que más nos beneficien.
En este artículo veremos, ademas, cuáles son las características de las personas que se preocupan demasiado, las consecuencias de esto y las formas de evitarlo. También encontrarás el enlace del programa Diálogos en Confianza donde hablo, junto con otros especialistas, sobre el tema de al preocupación.

Seguir leyendo

Tu voto:

Fantasías catastróficas y ensayos mentales

Por mucho que tratemos de plantear diversos escenarios posibles, es sencillamente imposible que los imaginemos a todos ellos. No sé cómo voy a reaccionar si la persona está seria o si está de buenas, si tiene prisa o si está tranquilo y mucho menos me puedo meter en su cabeza para conocer sus pensamientos. ¿Para qué entonces me van a servir tantas suposiciones si ninguna de ellas me consta que sea la realidad?

No podemos dar nada por hecho. No tenemos bolas de cristal, ni leemos la mente y, seguramente tampoco somos muy hábiles para hacer una “auto lectura” de nuestra mano para adivinar lo que va a ocurrir en cada situación. En conclusión hacer ensayos mentales es una pérdida de tiempo y, si nos convencemos de ello, debemos dejar de estarle haciendo caso a los pensamientos sobre el futuro y dejar de sufrir y estar ansiosos para aprender a confiar.

Seguir leyendo

Tu voto:

cerebro

El estrés: riesgos y beneficios

Los hombres y las mujeres no se benefician de las mismas personas ante las situaciones de estrés. A los hombres les disminuye el estrés si están con sus parejas ante alguna prueba o desafío y se sienten con más estrés frente a sus amigos; las mujeres, por el contrario, se sienten con menos estrés si están con sus parejas y prefieren el apoyo de sus amigas. Lo dicho en otras ocasiones, no somos iguales, debemos aprender a vivir en la diferencia y enriquecernos a través de ella, también, en los momentos de estrés.

Seguir leyendo

Tu voto:

Creencias perturbadoras que producen ansiedad

La ansiedad intensa o crónica que muchas personas padecen es a causa de las creencias perturbadoras. Estás creencias, muchas veces, se adquieren: a través de experiencias traumáticas que dañan la confianza personal y de las experiencias de la infancia que no permiten que se desarrolle un sentido razonable de seguridad, aceptación y aprobación. Las principales creencias generadoras de ansiedad son: el perfeccionismo, la dependencia, la vulnerabilidad, necesidad de aprobación y el control.
Si te interesa conocer cuáles son las creencias perturbadoras que más te dominan, responde el test que aparece en este artículo y aprenderás a identificarlas.

Seguir leyendo

Tu voto:

El perfeccionismo y otras creencias generadoras de ansiedad

Algunas creencias y suposiciones son las causantes de que las personas que padecen ansiedad, padezcan altos niveles de preocupación. El origen de estas creencias son nuestras propias experiencias de vida y no un defecto de la personalidad.
La causa de que alguien pierda la tranquilidad y se llena de ansiedad son las suposiciones que se hace con relación a algo o a alguien, por lo que es importante aprender a poner a prueba esas creencias para transformarlas por otras que le ayuden a la persona a sentirse más segura y tranquila, relajada y sin ansiedad.

Seguir leyendo

Tu voto:

terapia de pareja

Miedo a perder al ser amado

Tenemos que estar conscientes de que NUNCA podemos tener la seguridad de que esa persona que amamos se quedará con nosotros toda la vida, por mucho que nos duela o nos asuste la idea, como tampoco podremos estar seguros de que nuestro amor por ella siempre existirá.
Más allá de nuestros deseos, ilusiones y expectativas, la vida siempre está en movimiento y hay muchas posibilidades de que la realidad actual se transforme por maravillosa o terrible que sea.
Esta realidad genera mucho miedo en algunas personas. Quisieran tener un contrato vitalicio para sentirse con la tranquilidad de que la persona que aman siempre estará a su lado, que les pertenece, pero ES INÚTIL ENGAÑARSE, eso jamás podrá ser así, la voluntad de cada uno para irse o quedarse, es algo que no se puede negociar, es parte de nuestra libertad como seres humanos.

Seguir leyendo

Tu voto:

terapia_gestalt

Yo tuve miedo hasta que aprendí…

Tuve miedo al amor, hasta que descubrí que soy digno de ser amado por lo que soy, por ser justamente como soy, y que no tengo que convertirme en otro para merecer que me quieran. También, cuando me di cuenta de que, si alguien a quien aprecio o amo se aleja, se va un ser con nombre y apellido, pero no se va con él el amor… que el amor es más que un sentimiento o un apego, es una energía que me pertenece y se genera en mi interior, y que por tanto, si alguien que amo se va, aunque me duela, yo soy capaz de sanar y volver a amar.

Seguir leyendo

Tu voto: