curso_taller_vivencial_resiliencia

Aceptar el destino y enfrentar la adversidad

Una de las estrategias más importantes que encontró el Dr. Frankl para enfrentar las adversidades fue la de hallar un sentido a la vida y al sufrimiento. Es muy importante descubrir, como una experiencia dolorosa o traumática, puede convertirnos en una persona más fuerte, en un mejor ser humano o como, a partir de lo que hemos tenido que enfrentar, podemos ser capaces de apoyar o acompañar a otros seres humanos a enfrentar su propio dolor.

No se trata de buscar el dolor para sufrir y alcanzar el Reino de los Cielos, nada más lejos de eso. No tenemos que buscar las experiencias de dolor, es la vida la que nos la pone en frente. Cuando una persona “disfruta del dolor” estamos ante un masoquista, no un ser resiliente. Sin embargo, cuando no tenemos más remedio que enfrentar lo inevitable, entonces sí, debemos buscar la mejor manera de enfrentarlo de manera consciente y con aceptación, responsabilidad y coraje.
TALLER DE RESILIENCIA: EL AMOR QUE CURA
PRÓXIMA FECHA: 23 DE FEBRERO DEL 2013
LUGAR: CIUDAD DE MÉXICO
INSCRIPCIONES ABIERTAS
gestaltsi@gmail.com

Seguir leyendo

Tu voto:

Lo que no te mata, te hace más fuerte

Golpes y Caídas, unas tras otras se van presentando a lo largo de nuestras vidas. Siempre hay algo o alguien que nos hace enojar, sufrir, batallar, siempre hay algún evento que nos duele. Para algunos, el sufrimiento y el dolor es algo que  les pega tan fuerte que no son capaces de recuperarse a pesar de que haya pasado mucho tiempo de lo ocurrido.

 Cuando el dolor y la angustia llegan, cuando la tristeza nos apabulla y la vida se transforma en una pesadilla porque no hemos podido liberarnos del sufrimiento vivido en el pasado,   es el momento para crecer y mejorar aprendiendo a enfrentar los desafíos para superar el sufrimiento y poder disfrutar los regalos  que la vida nos ofrece a diario.

Seguir leyendo

Tu voto:

¿Son las experiencias de vida, producto de la buena o mala suerte?

Calificar las experiencias de la vida como buenas o malas, o como producto de la buena suerte o de la mala suerte, es una manera simplista y limitativa de ver las cosas. En realidad, no existen experiencias buenas o malas, absolutamente todas nuestras vivencias, por placenteras o dolorosas que sean, nos ofrecen posibilidades para crecer, para tomar consciencia de todo lo que tenemos, de nuestros recursos y de nuestras riquezas. La clave está, en el fondo, en saber encontrar el sentido de dichas experiencias, de tal manera que nos abran las puertas y nos ayuden a trascender tal y como lo promueve la resiliencia. Un ser resiliente, es aquel que no sólo trasciende el dolor, sino que crece a través de él y se fortalece convirtiéndose en una persona más sabia, plena y feliz.

Seguir leyendo

Tu voto: