¿Cómo puedes convertir tus sueños en realidad?

Demasiadas veces nuestros sueños mueren antes de ver la luz o al poco tiempo de hacerlo. No nos atrevemos a soñar porque tememos la frustración de no conseguir lo que anhelamos.
De lo que se trata en realidad, es de mantener la llama del anhelo, soltando al mismo tiempo, la exigencia de que se cumplan nuestras expectativas; de fluir con lo que la vida nos trae, pero permaneciendo muy atentos a las señales que apuntan el siguiente paso; de estar presentes hoy para poder seguir estándolo mañana.

Y aquí tienen mucho que ver creencias fuertemente arraigadas en nosotros. Tómate unos instantes para hacer una pequeña revisión de algunas. Respira cada una de las siguientes cuestiones y permítelas que resuene en tu interior para que surja la respuesta compasiva y lúcidamente en este momento de tu vida:

Tu voto:

Anuncios