Lo que no te mata, te hace más fuerte

Golpes y Caídas, unas tras otras se van presentando a lo largo de nuestras vidas. Siempre hay algo o alguien que nos hace enojar, sufrir, batallar, siempre hay algún evento que nos duele. Para algunos, el sufrimiento y el dolor es algo que  les pega tan fuerte que no son capaces de recuperarse a pesar de que haya pasado mucho tiempo de lo ocurrido.

 Cuando el dolor y la angustia llegan, cuando la tristeza nos apabulla y la vida se transforma en una pesadilla porque no hemos podido liberarnos del sufrimiento vivido en el pasado,   es el momento para crecer y mejorar aprendiendo a enfrentar los desafíos para superar el sufrimiento y poder disfrutar los regalos  que la vida nos ofrece a diario.

Seguir leyendo

Tu voto: