La terapia gestalt no es cosa de niños

Efectivamente, la terapia gestalt no es cosa sólo niños, es también asunto de adolescentes, mujeres y, por supuesto, para hombres. Hombres lo suficientemente fuertes para enfrentarse a sus sentimientos, sus necesidades, sus deseos, en pocas palabras, a su vulnerabilidad.

Todo ser humano es vulnerable, aunque se niegue a reconocerlo o enfrentarlo, pero alguien inteligente y con valor y coraje, no es aquel que se engaña diciendo “yo solo puedo” “no necesito de nadie más para enfrentar mis problemas ni para salir adelante en mi vida”, sino aquel que no rehuye sus miedos, que los enfrenta cara a cara, que se atreve a pedir apoyo para conocerse y reconocerse de una manera más real.

Seguir leyendo

Tu voto:

terapia de pareja

Miedo a perder al ser amado

Tenemos que estar conscientes de que NUNCA podemos tener la seguridad de que esa persona que amamos se quedará con nosotros toda la vida, por mucho que nos duela o nos asuste la idea, como tampoco podremos estar seguros de que nuestro amor por ella siempre existirá.
Más allá de nuestros deseos, ilusiones y expectativas, la vida siempre está en movimiento y hay muchas posibilidades de que la realidad actual se transforme por maravillosa o terrible que sea.
Esta realidad genera mucho miedo en algunas personas. Quisieran tener un contrato vitalicio para sentirse con la tranquilidad de que la persona que aman siempre estará a su lado, que les pertenece, pero ES INÚTIL ENGAÑARSE, eso jamás podrá ser así, la voluntad de cada uno para irse o quedarse, es algo que no se puede negociar, es parte de nuestra libertad como seres humanos.

Seguir leyendo

Tu voto: