Los diferentes estilos de pareja que establecemos

Cuando no hemos tenido un proceso de desarrollo personal y no hemos resuelto los asuntos del pasado, muchas veces nos empeñaremos en buscar inconscientemente, a una pareja que complete o supla aquello que no tuvimos en nuestra historia pasada y en la infancia, como por ejemplo, la búsqueda de seguridad, apoyo, reconocimiento u otras básicas necesidades insatisfechas. Hay tres tipos de pareja que cumplen esta función y son: Las parejas simbióticas, las parásitas y las dependientes, mientras que la que se consideraría una pareja sana sería la sinérgica, donde los dos son personas autónomas, capaces de valerse por sí mismas, y no exigen al otro que se encargue de ellos. Son dos personas que se acompañan en su proceso y su crecimiento a partir de un amor maduro.

Seguir leyendo

Tu voto:

Idealizar a la pareja y otras conductas del dependiente emocional

En esta ocasión revisaremos otras características de la conducta obsesiva el dependiente como son:

La idealización de su pareja.
Sumisión hacia su compañero.
Pánico al abandono o al rechazo de la pareja.

El dependiente, generalmente, se enamora de alguien a quien admira y que ve por encima suyo, no de manera racional ni objetiva, sino en general, como una sensación que experimenta de estar con alguien que, según él cree, es más grande, elevado, importante y que le genera el deseo de estar junto a él. En realidad, el dependiente proyecta su fuerza y su poder en la pareja, al no poder reconocer esas características en sí mismo.

Seguir leyendo

Tu voto: