Demasiado difícil para lograrlo

La forma más sencilla de evitar algo que se interpone en nuestro camino para alcanzar un reto, es eliminarlo. Si se trata de palabras limitativas (y poco reales) como “demasiado, muy o mucho”, entonces, hay que eliminarla de nuestro vocabulario cotidiano.

En realidad, no hay nada que sea realmente “demasiado algo”. Es más útil asumir la responsabilidad y elegir si queremos o no hacer las cosas. Por ejemplo, si me escucho decir: “estoy demasiado viejo para empezar a hacer ejercicio” puedo intentar cambiar la frase para decir: “tengo 50 años y elijo no hacer ejercicio” o bien “tengo 70 años y elijo empezar a hacer ejercicio de manera adecuada para mi edad”.

Seguir leyendo

Tu voto:

Atrévete a correr riesgos

En el consultorio del psicoterapeuta Luis Fernando, hoy, su paciente le expresa su dificultad de alcanzar sus objetivos pues tiene miedo de fracasar. El terapeuta le hace ver que nunca sabrá lo que puede lograr a menos que se arriesgue. Nunca un sueño, proyecto o anhelo se hará realidad con sólo pensarlo, es necesario ACTUAR.

Seguir leyendo

Tu voto: