Ataques de pánico: cómo disminuir su efecto

Si estás ansioso o temes un ataque de pánico, no permitas que tu mente empiece a generar ideas de muerte, pues eso no sucederá. Siéntate, si es necesario en el suelo, cierra tus ojos si eso te ayuda, sino, manténlos abiertos y respira profundo, despacio, y repítete frases como: “esto pasará”; “de esto no me voy a morir”; “puedo estar en calma”. Confía en tu respiración, es tu mejor aleada, eso, y no permitir que los pensamientos trabajen en tu contra, todo lo contrario, hazlos tus aliados.

Seguir leyendo

Tu voto: